domingo, 19 de febrero de 2017

Philippe Halsman: ¡Sorpréndeme!


JMSV

La exposición sobre la obra fotográfica de Philippe  Halsmann (Riga, Letonia, 1906-Nueva York, 1979) se vende a través de los medios por las imágenes de personajes famosos saltando ante la cámara, un proyecto que el autor denominó jumpology. Gran idea para dar a conocer al artista en nuestro país, pero solo eso, un gancho publicitario, porque el trabajo de este “psicólogo” es sencillamente magnífico. Halsman dejó huella por todas partes, publicando libros, impartiendo conferencias, diseñando, creando publicidad, pero sobre todo en las grandes revistas tras la Segunda Guerra Mundial (Vogue, Modes, Harpers´Bazaar, Voilà, Vu o Visages du monde), y especialmente en las portadas de Life.
La muestra, con los fondos de Philippe Halsman Archives, se divide en seis temas, distribuidos en espacios: París, Retratos, Marilyn, Puesta en escena, Jumpology y Dalí. Sorprenden las fotos de París, documentales y a la vez artísticas, con una serie de retratos magistrales, entre ellos el de Micheline Less (1938) cuyos ojos destellan. Excepcional también la imagen para el cartel y la invitación de la exposición Portraits et nus (1936), compuesta por tipos de imprenta y lentes de cámaras, uniendo así literatura y fotografía.
Siguiendo el orden aparecen los retratos que realizó a partir de los años 40, ya en New York, donde entabló contacto con los grandes del arte, la literatura, el cine, los espectáculos o la ciencia. Fue entonces cuando retrató desde Einstein hasta Audrey Hepburn, y entre todos ellos a Marilyn Monroe, con una sección especial donde Halsman se recrea en la suerte. En la parte dedicada a la puesta en escena surgen las miradas de cine y las composiciones para las películas emblemáticas, entre ellas Los pájaros de  Sir Alfred Joseph Hitchcock, conla famosa foto en la que fuma un cigarro puro sobre el que posa un cuervo.
Jumpology es un retrato psicológico, según palabras del propio autor, un juego en el que los personajes saltan para desinhibirse. Unos aparecen con fondos neutros y otros con señales de identidad, como la mexicana María Félix ante un cartel taurino. Es aquí donde se muestra la capacidad de Halsman para embaucar a los protagonistas de la imagen, que se prestaron a la prueba con un lenguaje corporal distinto al habitual.
Cierra el paseo el conjunto dedicado a Salvador Dalí, al que tomó 500 fotografías en 47 sesiones. La relación entre ambos fue extraordinaria y el resultado del trabajo excepcional. En 1954 Halsman publicó Dalí´s moustache un libro en el que los bigotes de Dalí fueron la excusa para demostrar que la fotografía tenía tanta fuerza como posibilidades de aplicación y desarrollo. De todas las imágenes de Dalí, si se dejan caer por la exposición, busquen El bandido tuerto, una pieza en color del año 1966 tan moderna que desconcierta.
Toda fotografía tiene en principio dos miradas, la del autor y la del voyeur. En la exposición de Halsman las miradas de los visitantes (y con ellas sus cuerpos) iban de un lado a otro, de acá para allá, pero no para revisar o comparar, sino para descubrir y aprender, se notaba en sus expresiones, en sus sonrisas y en alguna otra exclamación afortunada.

Caixa Forum (hasta el 26 de marzo de 2016)










jueves, 9 de febrero de 2017

Conferencia sobre el fotógrafo Alfonso en el Centro Cultural Galileo

El día 8 de febrero, en el Centro Cultural Galileo, el profesor Juan Miguel Sánchez Vigil impartió con gran afluencia, la conferencia titulada "Alfonso, fotografías de la historia". Dio una visión de la familia de los Alfonso (Alfonso Sánchez García y Alfonso Sánchez Portela), dos fotoperiodistas que retrataron a literatos, políticos, actrices, toreros y personajes españoles más importantes del siglo XX, cubriendo además la Guerra de África y la Guerra Civil.  Una lección de historia de España a través de la fotografía.




domingo, 5 de febrero de 2017

Flamenco en la Biblioteca Nacional

Fotografías de Beauchy, Gyenes, Ibáñez y la mirada implacable de Richard Avedon

Texto: JMSV

Desde que Estébanez Calderón levantara acta de la existencia del Flamenco con sus Escenas Andaluzas o desde que el diario El Espectador acuñara por primera vez el término el 6 de junio de 1847, hasta hoy, el arte ha crecido y evolucionado como se muestra en la Exposición de la Biblioteca Nacional de España. Entre los documentos  seleccionados nos interesa la Fotografía, recuperada de los fondos de la institución, fundamentalmente a través dos autores de relevancia, Gyenes  e Ibáñez, cuyas composiciones y retratos de estudio despiertan en el visitante la curiosidad por el detalle.  La fotografía aparece también en las creaciones del francés  Emìle Beachy, que recreó los gestos y escenarios en su galería del número 30 de la calle Sierpes de Sevilla: bailarinas, guitarritas y cantaores rememorados en albúminas  de tiempo amarillo.  Pero además del romanticismo y del tópico significado en la prensa, merece la pena la visita solo por contemplar el magnífico retrato de Vicente Escudero firmado por Richard Avedon en 1955, tan vanguardista, tan sugerente, tan rompedor. La mirada, los rasgos, el gesto… el pensamiento entero del artista plasmado en el contraste de blancos y negros. Otras imágenes se reparten además en las revistas ilustradas seleccionadas al efecto, plagadas de rostros populares y de titulares impactantes.  Pasen y vean: la fotografía en la exposición “Flamenco” de la Biblioteca Nacional.





viernes, 3 de febrero de 2017

X Jornadas Fotodoc (10-11 noviembre)

Las X Jornadas Fotodoc, celebradas en el mes de noviembre, tienen por título "Félix del Valle Gastaminza (In memoriam)", en homenaje a nuestro compañero fallecido unos días antes. 
En esta ocasión se han dividido en cinco bloques temáticos: Fotografía y cine, Fotografía y prensa, Fotografía y literatura, Fotografía y documentación, Fotografía e investigación.
Coincidiendo con la Semana de la Ciencia se ha realizado una Exposición titulada "Fotoimaginando El universo de la fotografía".